mayo 06, 2009

Watching the skies


Llevo treinta años escuchando qué se siente cumplir treinta y por lo menos cinco temiéndolo. Todo eran mentiras, decretos pesimistas: Que se acabaron los años dorados. Que comienza el declive. Que si no estás casado, que si no has construído una carrera sólida, que si todavía pagas renta. Que se escapa la belleza porque la gravedad esto y la sociedad lo otro. Que se acabó la infancia y la adultez sabe mal... el propio renacimiento visto desde su ángulo menos constructivo. No quiero ver nada de eso; estoy aprendiendo a no planear demasiado por adelantado.

Al revés: yo veo treinta años de dichas feliz, penosa y laboriosamente obtenidas.

Veo a mi Mamá decorando con betún el pastel de cumpleaños que ella misma horneó para mí.
A mi Abuelo tocando Las Mañanitas en el piano y a todos mis primos y tíos cantando en un círculo que me rodea y me parece una multitud.
Las jornadas de 12 horas en patines con mi hermana no-biológica y las canciones que inventábamos (y grabábamos) cuando por accidente no los traíamos puestos.
El ruido de cuatro pares de pies que corren descalzos escaleras abajo para encontrar, junto al árbol de navidad, esa forma de magia que huele a plástico nuevo.
La red vial que dibujábamos con pedazos de ladrillo sobre el pavimento para transitar en nuestros autos-bicicletas.
A mi Papá explicándome las metáforas en la letra de una canción de Los Beatles (de todas, en realidad).
Los domingos en la alberca del Asturiano.
Las tardes en casa de mis abuelos y la caricia que el Huele de noche regalaba a nuestras narices la salida.
Los sustos que les metí a mis hermanas en la casa.
Las groserías que le enseñé a mi perico.
El lenguaje que Gion me enseñó a hablar.
La vez que logré ese primer trabajo en publicidad sin tener book ni experiencia.
Las noches de skinny-dipping en el lago del campamento cristiano.
La pena que me daba hablar en inglés cuando no me bastaba el vocabulario.
Al amigo que descubrí en aquel extraño durante un viaje de 10 horas en tren, y lo tonta que me sentí después por no bajarme con él en Luxemburgo.
La vez que me partí la madre por tirarme en patines desde lo alto de una calle demasiado larga y empinada.
La nostalgia de dejar el segundo hogar en un continente lejano para volver al propio.
La sorpresa de descubrir que el primer beso en realidad se siente en el estómago.
Encontrarme con mis talentos en el fluir de la música y las palabras bajo mis dedos.
Los tennis que me compré con mi primer sueldo.
La noche de Playa Paraíso con mis amigos del alma.
El trabajo de mesera que no servía para solventar mis exóticos meses en la playa, pero qué bien me hacía sentir.
Lo que sentí cuando terminaba el primer servicio de Gazuza.
Al italiano que fui a seguir a un pueblecito de 300 personas en plena Toscana.
La bendición de tener a mis padres y a mis hermanas.
La fortuna de estar viva.

Yo veo treinta años de salud, brillo y buena fortuna que me trajeron amablemente hasta mi decimotercer cumpleaños.

Desde este lugar, parada en la orillita de mis 29, veo que la vida no se va muy rápido.
Es al revés.
La vida llega muy rápido, porque siempre comienza.
Sólo comienza.


(Abre el link and sing along...)

Let's dance in style, lets dance for a while
Heaven can wait, we're only watching the skies

Hoping for the best but expecting the worst
Are you going to drop the bomb or not?

Let us die young or let us live forever
We don't have the power but we never say never
Sitting in a sandpit, life is a short trip
The music's for the sad men

Can you imagine when this race is won
Turn our golden faces into the sun
Praising our leaders we're getting in tune
The music's played by the madman

Forever young, i want to be forever young
Do you really want to live forever, forever forever...

Some are like water, some are like the heat
Some are a melody and some are the beat
Sooner or later they all will be gone
Why don't they stay young?

It's so hard to get old without a cause
I don't want to perish like a fading horse
Youth is like diamonds in the sun
And diamonds are forever

So many adventures couldn't happen today
So many songs we forgot to play
So many dreams are swinging out of the blue
We let them come true

Forever young, i want to be forever young
Do you really want to live forever,

forever,
forever...

10 comentarios:

Mnk dijo...

Feliz cumpleaños!! que lindo post sin duda creo tmb que cumplir años (y mas los tan odiados, satanizados y muchas veces amados 30s) es maravilloso, porque basta con dar un vistazo a tu pasado y saber que lo que has vivido es hermoso.

Un abrazo!

KAOS dijo...

hasta contradictorio podria sonar un Feliz Cumpleaños, cuando son 30 los que se cumplen!
Pero para los que estamos en la orilla del acantilado, los paisajes son tan distintos! Desde aqui podemos ver los pasados hermosos y que nos hacen como somos y los futuros inciertos que disfrutamos descubriendo. Es como una vista a cinque terre, donde caminas al lado del mar pero tan lejos de caer en el.

Total, siempre es bueno escuchar un FELIZ CUMPLEAÑOS! Al menos por ahora sigue siendo motivo de felicidad seguir cumpliendolos....

Nos vemos en ZAZA para el abrazo

Carlos T

Txumir dijo...

Cipole.

Feliz cumpleaños desde nuestra virtualísima mejor amistad. Te quiero mucho sensei pero no engañes al público lector jajaja La mejor edad son los 29 jaja conforme te adentres en los 30 ya irás viendo sus vicisitudes :) Disfrutalos anyway, así con tu forma que tienes de disfrutar casi todas las cosas

Anónimo dijo...

Eileen!!
Feliz cumpleanios y gracias por compartir esto con nosotros y darnos la oportunidad de descubrirte... sigue escribiendo por fa!!
Te mando un abrazo!

hugo dijo...

se dicen facil, pero hay que cumplirlos.....

pararte en la orilla a evaluar la primera etapa de tu vida es indispensable a estas edades, claro que mucho del resultado de esta observacion sera influenciado por tus intereses y logros obtenidos hasta el dia de hoy.

cada recuerdo de estos primeros
30`s sera una inyeccion de energia para seguir todos los 30`s que sigan.
cada logro se convierte en una bocanada de aire limpio para nadar los siguientes
30`s.

cada tropiezo, llanto, decepcion, seran la guia para tener los pies en la tierra y recordar que no son los logros los que te hacen fuerte.

cada una de las velitas tendra un deseo, pidelos todos y lucha por cada uno de ellos, haz que ocurran con tu propia magia....

y lo mejor de todo, es que ya que se cumplan tus 30 deseos, seguira otro pastel y ahora podras pedir
31.....

feliz cumple
y bienvenida a una de las mejores etapas de tu vida.....

Atte: otro treintañero

germinado de soya dijo...

¡Es tu cumpleaños! Felicidades Serpentina. Nunca habías puesto una foto... se me hace que te conozco... te habré visto por allí.
Que la pases muy bien, los 30 están increíbles, de verdad.
Abrazo virtual.

germinado de soya dijo...

Nice shoes... eh....!

Emilio Moran dijo...

Felíz cumpleaños!!!....Hermosísimo post....con el típico sello de la casa....Pensado, sentido y...bello...como siempre en tu caso, hay que reelerte por la cantidad de información vertida en cada texto...economía de palabras...exceso de observaciones...estilo moderno y ágil...actitud positiva...siempre y aunque parezca desilusionado en verdad acarréa ilusión y anhelo...quisiera uno que continuáras con más...se siente pena cuando se acaba pero...Volverás verdad?...ahora más a menudo...más conciente...más madura...más mujer...más humana...más de treinta!!...Felicidades!!

jj dijo...

Bienvenida al grupo de los 30s
yo ya los llevo a cuesta
jj

Poncho Varela dijo...

Una barrabasada. Están chidos los treintas, se le quita a uno lo pendejo de los veintes y ya no se sufre tan feo.