julio 25, 2008

One hundred matches


La ventaja de esconderse de uno mismo en la esquina más oscura de la propia sombra es que, en el núcleo de la negrura, cualquier destello es suficiente para perforar su cálido cobijo de anonimato de un solo golpe.

Para tenderse una trampa y eludir el regocijo del propio morbo, resulta conveniente tener siempre a la mano algún objeto (tangible o intangible) capaz de evocar esa luz que se nos extravió; es decir, hace falta adueñarse de algún souvenir que, aún en la peor de las oscuridades, produzca la evidencia de que allá afuera -del otro lado del grueso muro y a pesar de todo- sigue existiendo la claridad del día.

(No sabemos de dónde chingados sale ni cómo le hace para perseverar pero ahí sigue; ahí ha estado siempre).

Y bueno, es cierto que esos tenues y efímeros destellos no dan para enterarte dónde está la salida (a nadie puede bastarle la tímida y frágil llama de un cerillo para guiarse a través de la caverna), pero lo interesante es que la luz que contienen siempre será suficiente para mirar el propio rostro en el espejo.

Hoy quemo uno a uno mis fósforos; mostrando(me) mis oscuridades y librando mis batallas interiores con la esperanza de parecerme más al ser de carne y hueso que se esconde detrás de estas letras. Quién sabe; en una de esas me reconcilio con mi sombra y la convenzo de que sea ella misma quien me guíe de la mano hasta la salida.

2. Me cuesta trabajo predicar con el ejemplo.
3. Soy buenísima encontrando excusas para justificar mi desidia.
4. No sé comer sin picante.
5. Me río de cosas que nadie más consideraría graciosas
6. y para no sentirme tonta elijo pensar que la mayoría de la gente no entiende las capas más profundas del humor.
7. He descubierto que en realidad no es que tenga una manera exótica y muy individual de definir el orden; simplemente soy desordenada.
8. También muy necia
9. e irremediablemente impuntual, pero no lo hago a propósito
10. (sospecho que está en mis genes).
11. Tengo pésima memoria para los nombres de las personas, las calles y las cosas
12. y para todo lo demás también...
13. ... menos para detalles, aromas y hechos insignificantes que, después, yo soy la única que recuerda sin saber bien cómo ni por qué.
14. Nunca he ganado ninguna rifa, trivia, tómbola o sorteo de ningún tipo.
15. Duermo con una guarda entre los dientes para evitar que el rechinido nocturno de mi mandíbula termine de destruir lo que queda de mis cúspides molares.
16. Digo muchas groserías
17. (pero las uso de manera creativa, lo juro),
18. sobre todo cuando voy manejando,
19. porque el tráfico me pone de muy mal humor.
20. Cuando era muy niña, mis papás no quisieron inscribirme en la escuela para niños de desarrollo avanzado que sugerían mis maestros, porque prefirieron que tuviera una "vida normal"...
21. ... y, cada vez que pienso en el "hubiera", todavía les guardo un secreto y absurdo rencor por eso.
22. Soy obsesiva de la gramática, la ortografía y la semántica,
23. pero me CAGA que disfrutes corrigiéndome, smartass.
24. A los 22 tenía encima once kilos de más.
25. A veces creo que ciertos rencores son irreparables,
26. y ni así pierdo la esperanza de que dejen de serlo.
27. No sé hacer divisiones,
27. mucho menos raíces cuadradas...
28. ...y de los porcentajes mejor ya no digo nada.
30. En la universidad tuve que repetir cada una de las materias que involucraban el dominio de alguna operación matemática (menos estadística,
31. porque le lloré a la maestra desde el primer día de clases para que me pasara, y funcionó).
32. Las uñas me crecen a una velocidad preocupante,
33. pero más preocupante es mi desidia para cortármelas de manera oportuna.
34. Me incomoda estúpidamente saber que somos engranes del capitalismo y estamos condenados al consumo irreflexivo
35. pero compro más productos de baño de los que realmente necesito.
36. Cuando veo televisión no puedo evitar sentirme un poco mediocre.
37. No sé usar los palitos chinos.
38. En plena pubertad abandoné la música (y, con ella, mi sueño de dedicarme a la composición) porque creí que era la mejor forma de castigar a mis padres.
39. Hoy, tener tanta música en la cabeza y no saber cómo comunicarla me llena el cuerpo de ansiedad.
40. Gastar en estacionamiento me irrita como pocas cosas
41. pero la realidad es que de todas formas acabo gastándome el dinero en pendejadas.
42. Hay muchas cosas que no me gustan de mi Papá
43. pero son justo las cosas en las que me parezco a él.
44. Tengo el pésimo e incómodo hábito de buscarle el lado espiritual a todo.
45. A veces digo que sí cuando debería decir que no, nada más por no decepcionar a Freud.
46. Todos los días lucho contra mi absurdo apego emocional a los objetos de todo tipo,
47. pero recientemente he ganado todas mis batallas.
48. Soy muy perseverante,
49. pero tengo poquísima tolerancia a la frustración.
50. A veces ignoro mi intuición con alevosía y ventaja.
51. Soy analítica ad nauseam
52. y, para rematar, tengo el mal gusto de elaborar mis chaquetas mentales en voz alta.
53. Según Vivian (mi terapeuta y ángel de la guarda) la raíz de gran parte de mis dolencias es que mi alma se resiste a asumir su existencia material,
54. lo cual explica también que me cueste tanto trabajo vivir en el aquí y ahora
55. o que frecuentemente me escape con la mente a tiempos más felices o futuros idealizados y, sobre todo, improbables.
56. No me gusta que me despierten.
57. Soy morbosa del morbo ajeno,
58. es decir: amo presenciar el karaoke, la gente que rueda por las escaleras y demás formas de ridículo general,
59. pero también odio sentir pena ajena.
60. Me paso los altos siempre que es factible.
61. Cuando no es factible me los paso sólo a veces.
62. Me cuesta trabajo fingir que alguien me cae bien o que me divierte su compañía cuando no es verdad,
63. pero cuando me lo propongo lo logro.
64. Padezco de un sentido del humor sumamente negro.
65. A veces no sé reconocer cuando alguien me quiere de verdad
66. porque sigo esperando que me lo demuestre en la manera que a mí me gustaría más.
67. Me cuesta trabajo perdonarme mis errores.
68. Recientemente me volví alérgica a las avellanas.
69. Me gusta demasiado el sexo.
70. Le tengo muy poca paciencia a mi mamá.
71. Cuando digo que soy necia, lo digo en serio.
72. No me gusta hablar por teléfono.
73. Me cuesta mucho trabajo ahorrarme los consejos no solicitados.
74. Medito mucho menos de lo que debería.
75. Me da flojera desmaquillarme.
76. No he hecho ni el 80% de las cosas que quiero hacer con mi vida
77. porque tiendo a pensar que tengo mucho tiempo.
78. Me caería bien un poco de disciplina.
79. Confío prematuramente en la gente,
80. y de quererla prematuramente ni hablemos;
81. no en vano me siento permanente e irremediablemente vulnerable.
82. No le tengo miedo a la muerte,
83. pero me aterran mis talentos.
84. Por ejemplo, me compré una guitarra que no he aprendido a tocar
85. y he dejado todos y cada uno de los trabajos que me han hecho feliz porque me persigue la idea de estar perdiéndome de algo mucho mejor.
86. No me doy chance de ser tan tímida como realmente soy
87. porque, en el fondo, pienso que la timidez viene del miedo... y estoy cansada de tenerme miedo.
88. No sé dibujar, pero envidio infinitamente a quienes sí saben.
89. No como mariscos,
90. carnitas,
91. ni barbacoa
92. o cualquier otro platillo que todavía tenga ojos, patas o piel; o que provenga de las entrañas de un animal.
93. De niña no me gustaba que mis amigas me invitaran a comer a su casa porque no podía soportar la idea de una posible tortura a mi paladar
94. (o, mejor dicho, a mi cerebro).
95. Anoto todo en mi agenda,
96. pero jamás la reviso.
97. A veces soy mi peor enemiga,
98. y otras, mi única amiga verdadera.
99. Me quito los zapatos en los lugares más inapropiados
100. y, a estas alturas, sigo estando segura de que ignoro mi propia ignorancia.

(fade a negros....)

7 comentarios:

scheznarda dijo...

ah! y eres flâneuse porque eres chica, a ver si un día lloramos con chelas o algo no? o como dice la mechuda, nos empujamos un cafecito jajaja soy FAAAAN! (maría mercedes, ignorante!)

scheznarda dijo...

lo siento, antes iba una entrada suuuper inspirada que quedó en el olvido, un día con más calmita te lo platico.. era.. era buena chingá jajaja
bises!

cue dijo...

Me di de alta nomás para dejar comentario. Diré: me gusta cómo escribes, me gusta mucho más cómo te describes, o para que hablemos el mismo idioma te (d)escribes. Reí, lloré, me identifiqué, gracias.

protoplasma dijo...

Ya empecé a ver qué plan con la onda onírica que me dijiste. ¿Qué te parece si te paso un enlace a una entrada descriptiva de mi bitácora? pícale

Saludos o_O

Jorge F. Moguel G dijo...

Estás reloca amiga... No se como llegue a tu blog pero los cien matches están de huevos. Espero leerte pronto nuevamente

protoplasma dijo...

Jajaja, no me di cuenta que pensaras que tu lista implicaba cosas negativas. Ya has leído una en la que hablo de mí poco favorecedoramente (y comentaste) Incluso en la última que te pareció retocada encuentro muchísimos aspectos que me desagradan. Pero es uno... siempre demasiado duro. De cualquier forma acepto el reto y haré mi lista 'oscura y poco favorecedora' :) Aunque creo que todo el tiempo escribo negativamente de mí en el blog, ya ves, aparece de nuevo la dureza. Acá inserta mensaje de próximamente :P

Chaka dijo...

CREO QUE TODOS TENEMOS UN PEDACITO DE TODOS DENTRO QUE NOS PARECEMOS TANTO QUE QUEREMOS SER DIFERENTES TODO EL TIEMPO.......